(null)La procesionaria del pino (‘Thaumetopoea pityocampa’) es una especie de lepidóptero, recientemente incluido en la familia Thaumetopoeidae (anteriormente perteneciente a la familia Notodontidae). A veces se la clasifica en el género Traumatocampa. Abunda en los bosques de pinos de Europa del Sur y central, donde es una plaga muy extendida. Además de los pinos, habita también en cedros y abetos.

Las orugas (fase de larva) están cubiertas de pelos urticantes que se desprenden y flotan en el aire, por lo que pueden provocar irritación en oídos, nariz y garganta en los seres humanos, así como intensas reacciones alérgicas. La sustancia que le confiere esta capacidad urticante es una toxina termolábil denominada Thaumatopina.

(null)El ciclo comenzara a partir de la primavera, cuando empiezan a salir las mariposas de la tierra y tras la cópula, se produce una nueva puesta en las ramas de los pinos. La mariposa de la procesionaria del pino pone sus huevos sobre las ramas apicales, con la idea de que cuando nazcan las orugas, se alimenten de las acículas más tiernas. Las orugas nacen después de unos 30-40 días, tras la puesta, aproximadamente, entre mediados de septiembre y mediados de octubre.

Las orugas construyen sus bolsones de seda para refugiarse del frío durante el invierno. Cada bolsón pueden contener entre 100- 200 larvas. Y es allí, donde pasan todo el invierno hasta que llega, esta época del año, donde se repite el ciclo. De nuevo, bajan para enterrarse en el suelo con el fin de transformarse en mariposas, y comenzar otro nuevo ciclo.