enlace a Anecpla

  Desde ANECPLA nos recomiendan mantenos alerta ante la aparición de    plagas propias de esta época del año, como la oruga procesionaria, que  puede suponer un riesgo para la salud de nuestros hijos. La prevención es fundamental para frenar y evitar la aparición de estas especies que contaminan alimentos, transmiten enfermedades y perturban el entorno educativo de los niños. Mira cómo evitarlo seguidamente.

 

LOS PRIMEROS CASOS EN 2015

Las cocinas de dos colegios ha sido clausuradas recientemente por una plaga de ratas. En otros colegios se han producidos problemas de alergias y urticarias por la presencia de la oruga procesionaria en las zonas de recreo, etc. El buen tiempo ya está aquí y trae consigo molestos insectos que, de no ser controlados a tiempo, puede afectar a la salud de un colectivo tan vulnerable como es el de los niños, haciendo su aparición en centros de enseñanza.

Si bien es cierto que las especies más comunes que pueden aparecer en estos centros educativos son las cucarachas, avispas, ratones y hormigas, en esta época del año merece una mención especial la “procesionaria del pino” o Thaumetopoea pityocampa, que afecta a todo nuestro territorio sin excepciones.

¿POR QUÉ SON UN  PELIGRO ESTAS PLAGAS?

Porque tanto insectos como roedores transportan microorganismos patógenos en su piel, patas y aparato digestivo, que luego depositarán como agentes infecciosos en alimentos y utensilios que los pequeños podrán posteriormente ingerir y utilizar en su actividad diaria en el colegio, por lo tanto, estas plagas son contaminantes potenciales y transmisores de enfermedades como la Salmonelosis.

Una procesión que amenaza la salud de los niños

Como ya contábamos en un artículo hace pocas semanas, la procesionaria del pino, constituye la plaga más dañina y destructiva para pinares y parques de nuestras ciudades.

Durante esta época del año suelen concentrarse en zonas urbanas como es el caso de parques, jardines o en zonas de arbolado de áreas residenciales y colegios.

¿Por qué hay presencia de estas plagas en patios y zonas de recreo al aire  libre?

Es habitual encontrar pinos y otras especies arbóreas como cedros y abetos que atraen la presencia de esta plaga. Esto supone un riesgo para los niños ya que la orugas despiertan gran curiosidad en ellos, llegando incluso a cogerlas con la mano. Los pelos urticantes de esta oruga que pueden llegar a lanzar si se ven amenazadas liberan histamina, produciendo una reacción alérgica.

Por ello, desde ANECPLA venimos advirtiendo del peligro de esta plaga y aconsejamos a los responsables de los centros educativos mantener los árboles en un estado fitosanitario adecuado, a fin de evitar posibles focos de infestación que podrían extenderse a otras áreas, y en caso de detectarse la presencia de esta oruga, acudir a empresas especializadas profesionales para su eliminación. Asimismo, aconsejamos extremar las precauciones y la vigilancia para evitar cualquier contacto con las orugas.

Plagas más comunes

Además de la oruga procesionaria, la primavera y la subida de las temperaturas provocan un aumento en la densidad de las plagas que comúnmente suelen estar presentes en nuestro entorno urbano y, como no, también en los colegios. Las plagas más comunes son:

Cucarachas: son junto a los roedores la plaga que más rápidamente se extiende. Las más comunes en nuestro entorno son la cucaracha alemana y americana. Estos  insectos requieren de agua y se mueven en busca de alimentos por lo que las cocinas de colegios y guarderías son lugares que las atraen. Además, suponen un importante riesgo para la salud al ser portadoras de diversas bacterias y pueden llegar a contagiar enfermedades como la salmonelosis, la disentería, gastroenteritis, diarreas infantiles e incluso han sido identificadas como transmisores de alergias asociándose al asma.

Roedores: aunque su presencia es más habitual en el exterior de las edificaciones, fundamentalmente en alcantarillas y vertederos, ocasionalmente pueden penetrar en el interior de los mismos al encontrar calor y un buen cobijo para cuidar a sus crías y alimentarse. Conviene que los colegios lleven a cabo una correcta gestión de residuos y basura, depositándola en los contenedores habilitados que deberán permanecer cerrados y ser limpiados con cierta asiduidad.

Hormigas: las hormigas generan gran cantidad de perjuicios ya sea en las zonas ajardinadas o en los areneros ubicados en los patios de los colegios, que están destinados a los juegos de los más pequeños. Invaden muy frecuentemente lugares habitados en busca de alimento, por lo que, al igual que sucede con las cucarachas y roedores, es muy importante que las despensas, cocinas y comedores de los centros se mantengan extremadamente limpias. Además, es fundamental que los alimentos se almacenen en recipientes herméticos siempre que sea posible.

Avispas: es en primavera cuando las avispas comienzan a diseñar y construir sus avisperos generalmente en árboles y oquedades, pero también en los techos y ventanas de las edificaciones. Estos insectos suelen sentirse atraídos por bebidas dulces y fuentes de alimento como pueden ser los cubos de basura, por lo que estos deben mantenerse alejados de los niños.

MÁXIMO CONTROL EN PRIMAVERA

Los expertos recomiendan establecer medidas que eviten que las plagas invadan y/o se establezcan en la instalación. Es fundamental que haya un diagnóstico de situación elaborado por las empresas de control de plagas para poder desarrollar medidas eficientes.

En el caso concreto de la oruga procesionaria, los métodos habituales para combatirla son la destrucción de los bolsones, el empleo de trampas de feromonas, la instalación de barreras físicas y/o el empleo de productos biocidas. No obstante, la elección de los mismos debe efectuarse valorando factores como el ciclo biológico en el que se encuentre la plaga, las condiciones ambientales, el nivel de infestación o la minimización del posible impacto sobre el  ser humano, el medio y los animales.

Desde ANECPLA recomendamos a los responsables de los centros educativos ser extremadamente cuidadosos a la hora de elegir a la empresa de control de plagas que vaya a llevar a cabo las medidas de control y labores desinsectación, cuyos requisitos a cumplir deben ser:

– La empresa debe estar inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas/Biocidas. (ROES P/B)

– El personal técnico debe estar en posesión de la formación establecida en el RD 830/2010

– Los productos biocidas utilizados deben estar registrados y autorizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Así mismo, recordamos que la manera más efectiva de prevenir la aparición de roedores e insectos es evitar su acceso a los alimentos y al agua, además de mantener unas óptimas condiciones de limpieza y almacenamiento. También es importante corregir aquellos defectos estructurales que pueda tener el edificio para evitar la entrada de estas plagas.

 

Categorynoticias
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

©2015 Todos los derechos reservados -Fumiplagas Control S.L.

logo-footer

Teléfono: 915 17 09 79. SÍGUENOS EN LAS REDES: